Ácido Hialurónico: cómo aplicarlo y qué beneficios tiene

Ácido Hialurónico

Es cierto que hay sustancias que te ayudan a mejorar la condición de tu piel y a reducir esas molestas líneas de expresión o flacidez que aparece a causa de la edad o de agentes externos como el sol, la contaminación y más.

De la sustancia que te hablamos es el ácido hialurónico, ¡la gran maravilla de los cosméticos! Esta no es una sustancia que apareció mágicamente, sino que ya cuentas con ella en tu cuerpo, pero con el tiempo tu cuerpo produce menos. En este artículo te hablaremos sobre el ácido hialurónico, cómo incluirlo en tu rutina de belleza y cómo lograr absorberlo más rápido.

Ácido Hialurónico

¿Qué es y para qué sirve el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una sustancia transparente y lubricante que está presente en la piel y es la responsable de su hidratación, flexibilidad y elasticidad. Definido como un polisacárido del tipo de glucosaminoglúcano, se encuentra de manera natural en el organismo y actúa especialmente para mantener la piel protegida y renovada de manera constante.

Ácido Hialurónico

Igualmente está presente en otros órganos y tejidos del cuerpo, como los cartílagos, el tejido conectivo en la columna vertebral y en el líquido sinovial que está en las articulaciones. Asimismo, está presente en el pulmón, las válvulas cardíacas, la próstata y la aorta.

Sus propiedades tienen la capacidad de retener humedad, por lo que causa que la piel luzca rolliza, suave y tersa. Esta es la función principal por la que se emplea tanto el ácido hialurónico en el ámbito estético.

¿Cómo funciona el ácido hialurónico?

A nivel celular, el ácido hialurónico se produce de manera natural a partir de unas enzimas llamadas ácido hialurónico sintetasas que se encuentran en la parte interior de la membrana celular.

Esta sustancia tiene propiedades absorbentes, por lo que retiene grandes cantidades de agua para restaurar la elasticidad en la piel y alisar su superficie. Puede retener tanta humedad que solo un (1) gramo de ácido hialurónico puede contener hasta 6 litros de agua.

Ácido Hialurónico

Hace poco te mencionamos que el ácido hialurónico se regenera de manera natural en nuestro cuerpo, sin embargo, llega un momento en que la cantidad empieza a disminuir a causa de la edad.

Con el tiempo el cuerpo lo sintetiza menos y otros factores como los radicales libres, contaminación y el sol los destruyen. El ejemplo más sencillo de este caso es el nacimiento de un bebé. De pequeños, su piel es muy suave y tersa porque el cuerpo tiene una gran cantidad de esta sustancia y se regenera con rapidez.

A medida que pasan los años, el cuerpo humano deja de generar altas cantidades de esa sustancia. Por ejemplo, una persona con 70 kilos de peso puede tener alrededor de 15 gramos de ácido hialurónico, pero al menos un tercio se degrada y se sintetiza.

Sin embargo, toma nota de esto: la falta de ácido hialurónico no solo afecta en el ámbito estético cuando ves alguna arruga o piel reseca, sino que también produce dolor en las articulaciones, cabello deshidratado y más.

Estas son las razones –aunque principalmente por lucir una piel más tersa– por las que existen cremas, sérums y otros cosméticos que contienen ácido hialurónico.

Tipos de ácido hialurónico

¿Hay tipos de ácidos hialurónicos? ¿No todos son los mismos? La respuesta es que no, no todos son los mismos. Básicamente se diferencian por su peso molecular y leerás sobre cada uno de ellos a continuación:

  • Peso molecular alto: es la molécula que casi no entra en la piel y más bien sirve para cumplir la función rellenadora, es decir, darle volumen a la piel en esas áreas de arrugas superficiales y ayuda a que la piel no pierda agua.
  • Peso molecular medio: tiene un poco más de nivel de penetración y causa una hidratación más profunda a través de la córnea.
  • Peso molecular bajo: es el que penetra en las capas más profundas de la piel y se trata de un ácido hialurónico hidrolizado. Disminuye la deshidratación, las arrugas y la flacidez.

Beneficios del ácido hialurónico

Centrándonos en su uso estético, te vamos a describir los principales beneficios que tiene sobre tu piel:

  • Hidrata y le aporta elasticidad a tu piel, ya que una piel hidratada luce más firme y con un brillo luminoso. Al contrario de la piel deshidratada que luce con más opacidad, más holgada y le falta brillo.
  • Aporta volumen a tu piel, esto sucede gracias a su capacidad de funcionar como una esponja que retiene grandes cantidades de agua. Esto a su vez funciona como un relleno y reduce las arrugas, revitaliza la capa superficial de la piel y disminuye las líneas de expresión.
  • Facilita la reparación celular.
  • Contribuye en la eliminación de los radicales libres que tanto daño hacen a tu cuerpo, así que mejora el estado de tu piel y la protege de los rayos UV del sol.

Cómo aplicar el ácido hialurónico en nuestra rutina de belleza

La exposición al sol sin protección y otros factores ambientales influyen de gran manera en la superficie de tu piel, por lo que debilitan la capa más externa causando envejecimiento prematuro. Es por ello que antes de los 25 años ya es probable que puedas ver líneas de expresión en tus ojos, frente o cuello.

La manera de combatir contra estos efectos es usando cremas protectoras que tengan filtro solar SPF50+, y por supuesto, aplicarlo cada vez que salgas de casa. Además, puedes cuidar de tu piel sin usar ingredientes agresivos para mitigar estos problemas.

Ya que a nivel cosmético el ácido hialurónico está presente en sueros, sérums y cremas, te vamos a explicar cómo incluirlos en tu rutina de belleza de manera efectiva:

  1. Limpia tu piel muy bien para que los productos penetren más fácilmente. Los que contienen ácido láctico y ácido glicólico regulan el sebo en tu piel y no causan irritación.
  2. Aplica un sérum de ácido hialurónico todas las mañanas y procura que el producto que uses combine moléculas de varios pesos moleculares.
  3. Usa una crema hidratante de día y masajea para que la piel absorba el producto por completo. Esta crema en ocasiones es opcional porque si el sérum contiene vitamina C, también tiene ingredientes hidratantes. Preferiblemente esta crema debe tener protección solar si vas a salir de casa.
  4. Cuando te vayas a exponer al sol, usa una crema hidratante con protector o tu protector solar SPF50+ después de la crema y espera unos 10 a 15 minutos antes de salir.

Con respecto a tu rutina de belleza de noche, puedes optar por lo siguiente:

  1. Desmaquilla tu piel con un tónico que va a eliminar hasta el último rastro de maquillaje que quede en tu piel y la prepara para una mejor absorción.
  2. Aplica el sérum con vitamina C para mitigar signos de edad y antes de la crema de noche para potenciar los principios activos. El sérum con retinoides igualmente aumenta el colágeno y reduce la flacidez.
  3. Ha llegado el momento de aplicarte la crema hidratante de noche con ácido hialurónico. Esta crema debes aplicarla distribuyéndola con la ayuda de tu dedo en varios puntos de tu cara, luego la extiendes con movimientos firmes hacia arriba y hacia los lados. ¡No olvides el cuello y la barbilla!
  4. Aplica una mascarilla de ácido hialurónico al menos 1 vez a la semana, esta mascarilla tendrá el ácido de peso molecular alto y ayudará a darte un efecto de volumen en la piel y a mantenerla hidratada.

Beneficios de aplicar sérum faciales con dermapen o derma-roller

A pesar de que el sérum usualmente te lo puedes aplicar usando tus dedos para presionar un poco tu piel y que esta lo absorba, también hay una forma que te ayudará a absorber los beneficios de un sérum de ácido hialurónico: el microneedling.

Este tratamiento facial aplicado con un dermapen o dermaroller te otorga varios beneficios como mejorar la calidad de tu piel gracias al tratamiento intradérmico porque permite que los principios activos penetren con mayor facilidad en la piel.

Es por ello que hay expertos que recomiendan aplicar ácido hialurónico intradérmico con la ayuda de un dermapen o dermaroller para disminuir el envejecimiento sin cirugía.

Lo que se hace en este caso es pasar el aparato sobre tu piel para hacer micropunciones y dilatar los poros, luego se limpia tu rostro con un suero fisiológico para posteriormente aplicar el sérum de ácido hialurónico y que sirva como un tratamiento anti-edad.

¡Ya sabes las ventajas del ácido hialurónico! Empieza a aplicarlo en tu rutina de belleza desde ahora.